viernes, 27 de enero de 2012

SALVEMOS EL BIC CUARTEL-CONVENTO DE LA TRINIDAD EN MÁLAGA

Edificios militares del Cuartel-Convento de La Trinidad
Edificios militares del Cuartel-Convento de La Trinidad. Fotografías del blog Torre Vigía
IMPRIME Y RELLENA LA SOLICITUD QUE ENCONTRARÁS AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO Y ENTRÉGALA EN CUALQUIER REGISTRO DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA. CON ESTE PEQUEÑO ACTO ESTARÁS AYUDANDO ACTIVAMENTE A LA SALVAGUARDA DE NUESTRO CADA VEZ MÁS ESCASO PATRIMONIO HISTÓRICO.
Puede que los lectores habituales de este blog se sorprendan al ver que hemos dado el salto y cruzado el Guadalmedina, pero es que la ocasión lo merece, porque una vez más los políticos a quienes pagamos altísimos sueldos se dedican a hacer justo lo contrario de lo que deberían, y en vez de conservar y proteger el Patrimonio Histórico, toman decisiones discrecionales, injustificadamente arbitrarias y, por supuesto, sin tener en cuenta en absoluto la opinión de los ciudadanos, más si cabe hoy en día en que resulta tan sencillo habilitar medios online para efectuar consultas populares con coste económico cercano a cero euros.
Ahora parece ser, si atendemos a las razones de Paulino Plata y Manuel Jesús García, que lo mejor para Málaga, para su Patrimonio Histórico y para sus ciudadanos es demoler todo vestigio de los cuarteles de La Trinidad, uno de los últimos restos materiales de arquitectura militar supervivientes en nuestra ciudad.

En recientes declaraciones al diario La Opinión de Málaga, el Delegado Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, Manuel Jesús García, según noticia firmada por Alfonso Vázquez confirmaba la intención de la administración autonómica de demoler todos los pabellones y vestigios militares:
“(…) «Hablamos del pabellón de cocina, de la cantina, escuela de suboficiales y el espacio para las letrinas que tuvo el cuartel a principios del siglo XX sin valor artístico y arquitectónico». Manuel García recordó que ya se demolieron otras instalaciones militares cuando se construyó el vecino Archivo Histórico Provincial y subrayó que esta medida, basada en informes técnicos, dará más realce y visibilidad al convento. En este sentido, negó que los pabellones demolidos vayan a ser sustituidos por un edificio moderno. «Eso se contemplaba para el proyecto de Parque de los Cuentos pero no para este proyecto, que deja exento el convento porque los otros elementos no guardan relación con él, están descontextualizados históricamente». Para el delegado, «no todo lo que forma parte del recuerdo de nuestra ciudad» tiene valor suficiente como para ser conservado. (…)”
Así pues, los argumentos de Manuel Jesús García, Delegado Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, se sustentan a priori en la propia Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía (LPHA), ya que este texto normativo determina que “podrán admitirse, excepcionalmente, demoliciones derivadas de la ejecución de proyectos de conservación” (art. 38).
Ahora bien, cabe razonablemente preguntarse si estas demoliciones excepcionales a las que alude la LPHA pueden ser aplicadas a unos edificios y murallas con cerca de 150 años de Historia, que forman parte del paisaje urbano realzándolo y embelleciéndolo, que están indisolublemente ligados a la memoria colectiva de varias generaciones (me cuenta mi madre que, siendo jovenzuela, su familia le tenía “prohibido” pasar por la acera de la Calzada que lindaba con los cuarteles, para evitar los piropos de los soldados), y cuyo estado de conservación, lejos de ser óptimo –precisamente por la desidia e incompetencia de las autoridades que ahora amenazan con demolerlo todo– no es en absoluto de ruina que amenace la seguridad pública o que impida su restauración.
Asimismo, estas edificaciones de acuartelamiento en poco o nada impiden ni disturban la contemplación del Convento e Iglesia declarados BIC, ya que crean un conjunto armónico material y conceptualmente, entre dos poderes fácticos triste pero indisolublemente ligados en la Historia de España: la Iglesia y el Ejército.
1863 Proyecto de ensanche del Cuartel de la Trinidad
1863. Proyecto de ensanche del Cuartel de Caballería de la Trinidad convirtiéndolo en Cuartel de Ynfanteria. [Dos plantas y sección del cuartel] / Cuerpo de Yngenieros del Ejército, Dirección Subinspección de Granada, Comandancia de Málaga ; El dibujante Pedro Esquinas.— Escala [1:200].— Fuente: Cartoteca del Instituto de Cartografía de Andalucía.
Resulta conveniente recordar en este momento las palabras de Koichiro Matsuura, Director General de la UNESCO, en la conferencia internacional “El Patrimonio Mundial y la arquitectura contemporánea : hacia nuevas normas de conservación”. Viena, mayo de 2005.
La preservación del patrimonio cultural es fundamental por dos motivos: primero, por su valor universal en el plano estético e histórico; y segundo, por la importancia que reviste para las sociedades y culturas a quienes incumbe su custodia. Al establecer un vínculo entre el pasado y el presente, el patrimonio cultural potencia el sentimiento de identidad y la cohesión social tanto entre los individuos como entre las comunidades, echando así los cimientos sobre los que las sociedades edifican su futuro.
Además, resulta indignante que el Delegado Provincial de Cultura emplee estos torticeros argumentos precisamente cuando es él el máximo responsable de la autorización última para la aprobación de la modificación del PEPRI en la fachada oriental del Guadalmedina y, por ende, de la autorización para construir un mamotreto de diez plantas y 45 metros de altura (algo así como un segundo Málaga Palacio) en el Hoyo de Esparteros y Pasillo de Atocha, previa demolición de La Mundial, un emblemático y muy importante vestigio de la obra arquitectónica de Eduardo Strachan, arquitecto de la calle Larios.
¿Es que acaso, Sr. Manuel Jesús García, esta mole de hormigón de 30.000 metros cúbicos que vendría a ser el hotel del ma-Moneo está “contextualizado históricamente” o “guarda alguna relación” con el BIC Conjunto Histórico-Artístico del Centro de Málaga?
Porque esos son exactamente los mismos argumentos que ha empleado usted para defender la demolición de los cuarteles de La Trinidad, solo que usted los ha empleado no para defender edificios de 150 años de antigüedad, sino justo lo contrario, para permitir lo que vulgarmente se denomina “pelotazo” urbanístico, que gracias a las inmensas plusvalías económicas derivadas del descomunal incremento de edificabilidad permitirá a la promotora Braser lucrarse injustamente a partir de la destrucción del Patrimonio Histórico que usted se comprometió a defender, conservar y proteger cuando ocupó su cargo, que le recuerdo es público y, por tanto, no le pertenece a usted, sino al pueblo quien constitucionalmente delega su soberanía en un Estado de Derecho y, por tanto, no puede usted, ni nadie en la Consejería de Cultura, comportarse como un cacique en su cortijo privado. Alguien con dignidad, alguien que representara realmente a los malagueños y que defendiera lo que les pertenece, ya habría presentado su dimisión.
-------------------------------------------------------------------
MODELO DE ESCRITO QUE DEBERÁ PRESENTARSE POR DUPLICADO EN CUALQUIER DELEGACIÓN DE CUALQUIER CONSEJERÍA DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA (una copia deberá sellarla la administración y quedará en poder del solicitante)
Fuente: Blog Torre Vigía
-------------------------------------------------------------------
Nombre:
DNI:
Dirección:

A/A Doña Margarita Sánchez Romero
Dirección General de Bienes Culturales
C/ Santa María la Blanca, 1
41004 Sevilla

Málaga, 27 de enero de 2012
Excma. Sra. Directora General:
Me dirijo a usted en condición de ciudadano de esta comunidad autónoma para comunicarle que me hago eco de la campaña que está desarrollando la Plataforma ciudadana para la defensa del Patrimonio Malacitano TORRE VIGÍA, en el sentido de mostrar mi preocupación por el destino planeado para el entorno inmediato del BIC denominado CONVENTO DE LA TRINIDAD DE MÁLAGA, con código de identificación: 290670071. Es por ello que preocupado por la anunciada demolición inminente de los edificios que conforman este entorno,

EXPONGO: 
1. Que a raíz de la desamortización de Mendizábal, el antiguo Convento de la Trinidad, levantado en el s. XVI (sobre el que fuera campamento de la reina Isabel la Católica, durante la conquista de la ciudad), se reconvirtió en cuartel. Con el tiempo se realizaron una serie de reformas para mejorar su seguridad y dotarlo a su vez del equipamiento necesario para la actividad militar: muralla, almenas, garitas, cocinas, caballerizas, etc.
2. Que debido a la conocida intención de dejar el entorno expedito y salvar ÚNICAMENTE los restos conventuales (declarados como BIC), se producirían unas demoliciones selectivas que falsearían el devenir del recinto (que no solo fue convento), con lo que Málaga perdería una pieza importante de su larga historia militar.
3. Que estas demoliciones selectivas no pretenden liberar espacio delante del convento para ajardinar el entorno y crear una zona de esparcimiento para los vecinos, sino que en su lugar se pretende construir un edificio de arquitectura contemporánea. Es decir, se sustituirán por tanto las instalaciones militares, que conviven perfectamente con el edificio protegido, por una edificación moderna de dudoso gusto y que vendrá sin lugar a dudas a romper con la armonía actual del entorno.
4. Que el artículo 28 de la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía establece que el entorno de los bienes inscritos como de interés cultural estará formado por aquellos inmuebles y espacios cuya alteración pudiera afectar a los valores propios del bien de que se trate, a su contemplación, apreciación o estudio, pudiendo estar constituido tanto por los inmuebles colindantes inmediatos, como por los no colindantes o alejados.
5. Que el artículo 33 de la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía establece que se prohíbe también toda construcción que altere el carácter de los inmuebles inscritos como Bien de Interés Cultural o perturbe su contemplación, sin perjuicio de las excepciones que puedan establecerse reglamentariamente.
6. Que ante la actual situación de CARESTÍA ECONÓMICA no solo los ciudadanos sino las administraciones deben ajustar el presupuesto y por tanto es absolutamente innecesario demoler edificios históricos para construir costosas estructuras modernas pudiendo aprovechar dichos restos, máxime cuando son de valor para la ciudad y la actuación se pretende de equipamiento cultural.

SOLICITO
Que la Consejería de Cultura incoe, de modo URGENTE, el expediente AMPLIACIÓN DE LA DECLARACIÓN DE BIEN DE INTERÉS CULTURAL a todos los edificios, incluidos los pabellones, murallas, almenas, garitas, almacenes, caballerizas, etc. que conformaban el antiguo Cuartel de la Trinidad y al conjunto urbano que representa el COMPÁS de la iglesia del convento femenino de la Trinidad, también adyacente al antiguo convento desamortizado masculino homónimo. Edificios cuya historia arranca de finales del siglo XIX y que son imprescindibles para conocer la historia militar de Málaga.

Esperando conocer en tiempo y forma qué medidas piensa tomar la Consejería de Cultura en relación a lo expuesto.
Le saluda atentamente:

Firmado:




-----------------------------------------------------------------------------------------
MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL TEMA DE LA DEMOLICIÓN PARCIAL DEL CUARTEL-CONVENTO DE LA TRINIDAD EN MÁLAGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, siéntete libre para expresar tus ideas pero usa un lenguaje no soez y, por supuesto, que no pueda constituir delito según la legislación española vigente. Gracias