martes, 29 de marzo de 2011

Sobre la calidad de las restauraciones de edificios históricos en el Centro de Málaga

REHABILITACIÓN, RESTAURACIÓN, EDIFICIO HISTÓRICO, CALIDAD

Iniciamos hoy en el blog una nueva sección en la que pretendemos destacar determinados casos de restauraciones recientes llevadas a cabo en edificios históricos de Málaga.

Comenzamos con la restauración de un edificio de 1880, de estilo "ecléctico", subgrupo "decimónonico malagueño típico", localizado en calle Molina Lario 2, esquina con calle Correo Viejo 8.

El edificio cuenta con Grado I de protección arquitectónica según el Catálogo PGOU-PEPRI.

La valoración que podemos realizar se refiere exclusivamente al exterior del edificio pues no tenemos acceso al interior del inmueble.

La paleta de colores empleada forma parte de la establecida en el Estudio del color del centro histórico de Málaga”, del año 1999. Personalmente no nos parece la elección más acertada, pero ello es una cuestión completamente subjetiva.

En cuanto a la planta baja, se ha homogeneizado completamente, recuperando pues la armonía de diseño inicial, perdida por las obras acometidas por los diversos establecimientos comerciales que existieron en el inmueble a lo largo de los años. No obstante, aún no se han instalado nuevos locales comerciales por lo que aún no se ha terminado de trabajar los lienzos, puertas, etc.,  y por tanto, no se puede emitir una opinión definitiva al respecto.

En las tres plantas superiores, parece que se ha respetado completamente el diseño original, manteniendo perfectamente restauradas molduras, herrajes y parte de la carpintería. Respecto a esta última, cabe destacar que si bien los nuevos cierros son de carpintería de madera (algo de agradecer en estos tiempos aluminizados), se ha simplificado el estilo de diseño de los mismos, haciendo perder parte de su riqueza artística original.
Los cierros, antes y después de la restauración. A pesar del buen trabajo llevado a cabo en la carpintería de madera, puede observarse fácilmente cómo en la banda horizontal superior (remate) se han eliminado las líneas curvas y el labrado artesanal, lo que ha provocado una despersonalización del carácter original del edificio.
En la planta ático, retranqueada, se localiza el "fallo" más importante que hemos podido advertir, pues se ha sustituido la balaustrada original, rematada por jarrones cerámicos, por elementos de cristal y acero, que si bien no destacan en exceso, suponen en cualquier caso una falta de respeto en la restauración del original y una pérdida para el patrimonio histórico malagueño, sobre todo por los jarrones cerámicos.
En este sentido cabe "denunciar" la tendencia generalizada en el Centro Histórico a recurrir a la combinación de acero y cristal como cerramiento de balcones y terrazas, precisamente en una ciudad cuya climatología es de muy escasas precipitaciones, por lo que el material empleado tiende a acumular polvo y suciedad que destaca así sobremanera y exige un mantenimiento y limpieza constantes, lo que muy difícilmente acabará ocurriendo.
Restauración de edificio histórico en Calle Molina Lario 2 de Málaga
La restauración parece ser en principio "ejemplar", por lo que desde aquí podríamos felicitar  a la empresa Handel Ibérica S.L., al autor del proyecto, el Sr. Nicolás Travesí Santos y al director de la obra, el Sr. Juan García Jaime, pero estas cuestiones comentadas para la planta ático y los cierros, hacen que nuestra valoración no pueda ser complaciente y hemos de recordarles a los responsables que el acero y el cristal nunca han formado parte de la arquitectura tradicional del Centro Histórico de Málaga, así como preguntándoles ¿dónde están los centenarios jarrones cerámicos? y cuestionando la simplificación estilística habida en los cierros de los balcones.
Detalle de la planta ático, donde puede observarse la
presencia de los jarrones cerámicos y la balaustrada original

2 comentarios:

  1. Sinceramente opino que la rehabilitación ha supuesto la pérdida total de los principales valores expresivos y ornamentales del edificio. Sin duda el remate de la cornisa con balaustrda y jarrones era el elemento más llamativo del conjunto, por lo demás, típica edificación doméstica decimonónica del centro histórico malagueño. Lamentablemente se ha desfigurado y empobrecido una vez más nuestro patrimonio.

    ResponderEliminar
  2. Como no estoy seguro de si el toque irónico de la "felicitación" había quedado del todo claro, creo necesario retocar un poco más el texto de la entrada.

    Gracias Alfredo por tu aportación.

    ResponderEliminar

Por favor, siéntete libre para expresar tus ideas pero usa un lenguaje no soez y, por supuesto, que no pueda constituir delito según la legislación española vigente. Gracias